A pesar de las múltiples crisis económicas que han azotado a Europa y especialmente a España la gente sigue teniendo una conducta consumista, donde no hay un actitud positiva hacia el ahorro para el futuro sin que más bien existen una tendencia a endeudarse para el consumo.

  Esto ha traído graves consecuencias para los ciudadanos pues al quedarse sin liquidez no han podido pagar las cuentas y los créditos solicitados lo que les genera su incorporación a las listas de morosos que tanto daño hacen en la vida financiera de las personas

  Ante tal realidad se hace necesario un cambio de cultura y educar a las nuevas generaciones acerca del manejo del dinero y de la importancia del ahorro. Los niños tienden a seguir de ejemplo lo que sus padres les enseñan y muestran de ahí la importancia de generar cambios en su comportamiento ante el dinero para dar el ejemplo a los niños.

  En este artículo te traemos algunos consejos acerca de cómo enseñarles a los niños a ahorrar y tener una vida sana desde el punto de vista financiero.

  1. Darles una mesada. Esto requerirá que el niño empiece a manejar presupuestos y logre rendir el dinero en toda la semana o el mes. El niño podría cultivar una actitud ahorrativa y de controlar las emociones para gastar el dinero.
  2. Deben enseñarles que el dinero no es infinito. Se les debe cultivar la idea que el dinero es algo que se acaba y que debe ganarse con esfuerzo a fin de que lo valoren y no quieran despilfarrar. Por ejemplo, si gastan el dinero en algo superficial no tendrán para cuando necesiten algo de verdad. Esto ayudará a cultivar una actitud de ahorro.
  3.  Entrenarlos para la planificación. Debes enseñarle a manejar el dinero de manera responsable, para esto es necesario que lo monitorees, les pidas un corte de cuenta cada cierto tiempo a fin de irlo corrigiendo en la marcha. La planificación es vital para desarrollar una cultura de ahorro.
  4. Enseñarles sobre el ahorro. Es necesario que les des clases de ahorro, debes mostrarles con ejemplos palpables, de la vida cotidiana la importancia de contar con ahorros para imprevistos, para comprar un carro, para irse de vacaciones, para reparar la casa, para sus estudios profesionales, entre otros.
  5. Es importante explicarles la diferencia entre gastos necesarios y los gastos superfluos, estos les ayudará a tener más conciencia al momento de hacer gastos.
  6. Otra estrategia es siempre dar el ejemplo. Los niños son muy observadores y siempre te verán como un guía y modelo. Empieza a cambiar tus hábitos de consumo y verás que poco a poco los niños aprenderán a tener una vida financiera sana y cultivarán de una forma natural la cultura del ahorro.

  En este mundo con mucha publicidad invasiva para que consumas no es nada fácil tener una vida ahorrativa y mucho menos dar un buen ejemplo a nuestros hijos así que con estos consejos podrás empezar a cambiar tus hábitos y comenzar a ser un modelo ejemplar para tus hijos a fin de que tengan una vida financiera ordenada y segura.