El acelerado avance de la tecnología y la velocidad impuesta a los diversos ámbitos de la vida han abierto la posibilidad para que las empresas generen cambios estructurales en sus procesos productivos. Las sociedades demandan calidad de bienes y servicios de ahí que las empresas se ven en la necesidad de invertir en tecnología a fin de dar respuesta a las exigencias de los mercados.

  Por ejemplo, el nivel de producción en la actualidad es muy diferente a como era hace unos 50 años gracias al desarrollo de la tecnología, a la inversión en maquinaria más sofisticada, mejores procesos computarizados, control de calidad con diversos programas y software, entre otros.

  Los procesos de distribución también han avanzado mucho, lo que ha propiciado mayor eficiencia en los procesos y el crecimiento de la economía en todas sus dimensiones. Los procesos logísticos han avanzado bastante gracias a diversos modelos que han surgido a través de los procesos tecnológicos, el transporte y las transacciones financieras.

  Hoy en día con el auge del internet las operaciones mercantiles se han visto simplificadas de forma amplia, las transacciones online son más rápidas, eficientes y seguras que realizarlas de forma tradicional. Esto ha incidido positivamente en el comercio, en el intercambio de bienes y servicios y en las relaciones comerciales entre países.

  Desde el punto de vista empresarial la tecnología ha ayudado mucho a acerca el producto al consumidor. Por ejemplo el marketing digital ha servido para que las empresas puedan realizar sus estudios sin acosar a sus clientes, aplicando técnicas a través de internet, como encuestas, estudios estadísticos, entre otros lo que ha servido para tomar decisiones relacionadas con su marca.

  Las empresas también se han visto beneficiadas con la tecnología por el uso de base de datos internas, les ayuda a organizar mejor su estructura, sus inventarios, automatizar sus operaciones para que la información financiera sea pulcra y se generen los estados financieros acordes con la realidad y así se puedan tomar decisiones racionales. La tecnología ha permitido que la productividad aumente en las empresas grandes y en las Pymes.

 La tecnología ha incidido en la globalización, en superar las fronteras, las barreras culturales, entre otros. Hoy en día gracias al internet los mercados se han abierto y los bienes y servicios transitan libremente por el mundo lo que propicia mayor crecimiento económico. La tecnología ha fortalecido el libre mercado y el comercio internacional.

 La tecnología ha eliminado las fronteras, así que a través de los múltiples medios digitales las empresas pueden tener empleados en cualquier parte del mundo, comunicarse a través de videoconferencias, mensajería directa, entre otros. También, a través de internet se puede invertir en la bolsa de valores a través de intermediarios que llaman brókers, esto ha estimulado el flujo de dinero en las economías y por ende mayor desarrollo.

  La tecnología ha incidido abiertamente en el desarrollo de muchas empresas que tienen un papel importante en la sociedad actual y que sirven de plataforma para el comercio, el marketing, entre otros, tal es el caso de las redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter, entre otros.

Más información – https://www.elperiodico.com/