Organizar nuestra boda posiblemente sea uno de los episodios más importantes de nuestra vida. Es por esto que gran parte de las personas invierten una gran cantidad de recursos en transformar dicha ceremonia en un día que esté a la altura de las circunstancias.

Obviamente, esta preparación requiere contratar servicios y realizar invitaciones a un alto número de personas. De hecho, son tantas las fuentes de gastos que vamos a tener que es muy posible que nuestro dinero no nos alcance para cubrirlo todo.

Es por esta razón que muchas parejas se preguntan si resulta rentable solicitar un préstamo de dinero al momento de organizar una boda. Por supuesto, esto dependerá en gran parte de la situación financiera de cada una de las parejas, de la cantidad de dinero que deseen solicitar y de la capacidad de pago que posean.

 

Situación económica

Lo primero y más importante es tener claro si nuestros ingresos nos permitirán pagar las cuotas de este préstamo y saber que no acabará por desfinanciación. Una vez tengamos esto claro, podremos comenzar a considerar en qué tipo de servicio invertiremos este dinero y cómo nos las arreglaremos para pagarlo de forma puntual.

En base a lo señalado anteriormente, es que queremos entregarte algunos consejos para que puedas destinar de mejor manera tu préstamo y que no termines gastando en cuestiones que realmente no lo necesitan tanto. Presta atención a estas recomendaciones y toma nota de cada una de ellas.

 

Catering

El catering es una parte fundamental en la boda y posiblemente sea la que mayor dinero nos acabe demandando. Las bodas suelen tener por sobre de un centenar de invitados, lo que significa que para tener comida de calidad deberás realizar un desembolso importante de dinero.

Es por esto que, luego de realizar las cotizaciones correspondientes y elegir los platos que quieres tener en tu boda, te recomendamos buscar un crédito que se adecue al presupuesto del servicio que deseas contratar.


Vestido y traje

Sin vestido no hay boda. Con este argumento simple y contundente queremos plantearte la posibilidad de invertir el dinero en un vestido y un traje que les brinde a los novios una estampa nunca antes vista. De esta manera, dotar de elegancia y clase tu boda y podrás gestionar de buena forma el dinero necesario para esto.

 

Alianzas

Comprar un par de anillos bonitos y que sean del gusto de la pareja puede terminar siendo un gasto bastante alto. Es por esto que un lugar importante en el cual invertir el dinero de un préstamo sea la compra de las alianzas, puesto que simbolizan el amor y el compromiso, por lo que no se debería escatimar en los gastos asociados a ellos.

 

Viaje de bodas

Empezar el matrimonio con una celebración íntima y en algún lugar diferente es parte irrenunciable de la tradición nupcial. Es importante señalar que la idea del préstamo es invertir dinero en algún aspecto indispensable de la celebración, por lo que no te cortes a la hora de encontrar una luna de miel de ensueño.

Es por esto que también te recomendamos la búsqueda de un destino soñado para ti y tu pareja y que consideren seriamente su financiamiento con este tipo de recursos.