Los bancos son las primeras entidades que se ven afectadas con las crisis económicas, pues pierden liquidez, los préstamos que otorgan nunca son cancelados por la pérdida del poder adquisitivo de los deudores, la mora se eleva exponencialmente lo que afecta la liquidez de los bancos.  También, estas crisis promueven el nerviosísimo de la población y ante la posibilidad de corralitos financieros muchos sacan sus ahorros afectando aún más la liquidez y estabilidad de la banca.

  Cabe señalar que la situación de la economía española en los últimos años es preocupante en esta materia, y específicamente en España pues existen problemas de deuda externa y hay países que tiene  graves problemas para obtener rentabilidad. Ante esa realidad se les otorga préstamos para generar liquidez a tasas de interés muy altas.  Lo más detallado sobre economía española puede leer en https://www.businessinsider.es/.

   Hoy en día, ante la creciente crisis y el temor de que se pueda generar una gran crisis bancaria mucha gente tiene miedo de perder su dinero y optan por tener sus ahorros en casa, lo que no garantiza para nada la seguridad que puede tener el sistema financiero. Es poco probable que las potencias mundiales que dependen del funcionamiento de la zona euro como por ejemplo China y su emporio comercial, Estados Unidos y sus aliados permitan que la zona euro entre en una grave crisis bancaria que tenga grandes estragos estructurales.

  Ahora bien, surge la siguiente pregunta:

¿Estará seguro nuestro dinero en el banco?

 En primer lugar que se debe señalar que siempre va a depender del tipo de banco, es necesario que ahorres en un banco de prestigio y tradición financiera. Si tiene en ahorros al menos 100.000 euros en cuenta corriente o en ahorros a plazo fijo no tienes nada de qué temer pues pase lo que pase con el banco alguna medida oficial lo obligue a cerrar tienes tu dinero garantizado por el fondo de garantía de depósitos.

 Ahora bien, hay más riesgo si tiene dinero invertido sin la garantía del fondo de garantías como son la inversiones en cédulas hipotecarias, bonos, obligaciones, documentos varios, participaciones, acciones preferentes, entre otros es necesario analizar la solvencia y tradición del banco para que pueda responder ante una eventual crisis del sector.

  Cabe destacar que según la Ley cuando una entidad financiera quiebra hay prioridad, primero cobra el Estado, luego la seguridad social, posteriormente los que están protegidos por el fondo y por último los acreedores naturales por orden y si es que queda para los accionistas.

   En resumen, tener dinero en un banco en España es seguro mientras sea hasta 100.000 euros pues hay una protección oficial, aunque siempre es importante analizar la solvencia de las entidades financieras, su estabilidad y nivel operativo cuando se quiere invertir en otros negocios de mayor envergadura. En el mercado español hay bancos y cajas muy solventes, de corte tradicional pero otras no tanto que son de reciente creación. También han surgido muchas empresas financieras internacionales de dudosa procedencia por lo que el ahorrista debe ser muy cauteloso al momento de colocar su dinero.