La economía en España mantuvo un crecimiento para 2017 que ronda al 3%, a pesar de todas las dificultades e incertidumbres generadas por problemas internos. Distintos sectores apuntan para 2018 un crecimiento estable y mejoría económica.

 

Cambios 2018.

Desde hace algunos años el consumo de las familias ha alentado la recuperación de la economía. El ahorro doméstico se encuentra en mínimos y el recurso de deuda se hace cada vez mayor. Se prevé para este 2018 que la banca apueste más por los préstamos para consumo. Se espera que los créditos a las familias sigan creciendo.

De acuerdo al crecimiento que existe en los préstamos al consumo las entidades bancarias apoyaran más este tipo de producto crediticio para mantener su cartera crediticia estable pues los otros productos si han caído en cuanto al flujo de crédito nuevo. Las entidades bancarias tradicionales esperan que su cartera crediticia se mantenga o tenga pequeño crecimiento con respecto a 2017 con esta apuesta a los créditos de consumo.

En Enero entró en vigencia una nueva normativa que debe cambiar la forma en que se realizan coberturas para los créditos. Se deberá agregar la opción de que se genere perdida entre los próximos 12 meses, que hasta ahora tenían como prevención una provisión o pérdida en los balances de los bancos y que aumentaba en caso de vigilancia especial por representar riesgos mayores.

Y los de morosos o vigilancia especial deberán establecer probabilidad de perdida y cuantía durante todo el crédito; que anteriormente se dotaba por completo en el plazo de 21 meses a partir de la primera falla en el pago. No se van a alterar en gran medida las cantidades que se dotaran para cumplir con los requisitos de las provisiones legales pero si para los créditos que ameritan una vigilancia especial deberán elevarse las coberturas.

 

Cambios tecnológicos para 2018.

Las entidades financieras y gobiernos continúan creando su red de regulaciones para evitar otra crisis financiera. Aunque con los avances en la tecnología y entrados ya en la era digital el sistema financiero tradicional se pueda mostrar poco sólido.

Los cambios más importantes pueden provenir de la tecnología, que hace de los créditos transacciones sencillas y fáciles; que además permite apartarse de las regulaciones establecidas por banca o estado.

Los sistemas de créditos que se alejan de la forma tradicional, seguirán ganando terreno siendo alternativa que se adecue más a la época digital que se vive. Lo que implicaría cambios de paradigmas y salir de las complejidades preestablecidas. Es que con la tecnología puede aumentar el riesgo pero suprime intermediarios y se realizan transacciones más directas.

Por ejemplo, la popularidad en crecimiento de las alternativas de créditos de capital privado que existen en la web que por su rapidez y sencillez, además de la seguridad que implica su permanencia y duración durante ya algún tiempo se hace atractivo apartándose del sistema crediticio tradicional.

Por lo que se estima que más allá de los cambios regulatorios, los avances tecnológicos sigan apropiándose del sistema crediticio y generando grandes cambios.