La prevención y seguridad física no se le da la importancia que merece, aunque como autónomos a diario estamos expuestos a accidentes personales que inciden directamente sobre esta.

Existen algunos tipos de seguros, que aunque no pueden evitarlos, nos preparan para cuando estos ocurren.

La seguridad social y los trabajadores autónomos

Como trabajador autónomo debes tener presente la necesidad de estar cubierto contra algunas incidencias y también para la vejez, pero la pregunta es, contra que quieres estar seguro o para que lo necesitas.

Por otro lado supone un gasto que afecta tus finanzas y aunque no son obligatorios excepto algunos de responsabilidades civiles en el transporte, recreativas y sanitarias los autónomos cuentan con uno o más seguros de este tipo.

Seguro para la tercera edad

Amén del seguro social de ley para todo trabajador, existen seguros con  planes que favorecen los aportados por la seguridad social obligatoria como fondos de retiro cuando se culmine o cese toda actividad laboral.

Para el caso de los trabajadores autónomos debe adicionar ésta parte a los distintos seguros que contrate para prever sus años dorados o de retiro.

Una recomendación válida para todos los autónomos

Una recomendación legítima y profesional es que el trabajador autónomo evalué los riesgos a los que está sometido, eligiendo así el seguro que verdaderamente necesita según la actividad que  desarrolle.

También debe asesorarse sobre el importe que cubre ese seguro sea tipo o un paquete personalizado.

¿A qué tipos de seguros acceden los autónomos?

Aunque incontables los seguros más comunes entre el trabajador autónomo o independiente van a ser, veamos;

 

 

  • Seguro de incapacidad laboral temporal

 

Es un seguro complementario de la seguridad social obligatoria para casos de incapacidad por accidentes laborales, la mayoría cotiza por la base mínima lo que a la hora de ocurrencia no cubren la necesidad de los gastos mensuales.

Otra condición de estas pólizas de seguro es que cuando el trabajador se da de baja o cesa la actividad debe seguir pagando su cuota mensual pero cubre visitas médicas y gastos de hospitalización.

 

  • Seguro de jubilación

 

Es un complemento que se hace de manera voluntaria a la pensión que se cobrará al final de la vida laboral del asegurado, conocidos como planes de pensiones, manejados por seguros  privados adicionando está a las pensiones obligatorias de la seguridad social.

 

  • Seguros por responsabilidad civil

 

Su obligatoriedad va a depender de la actividad que se ejerza, propio de las sociedades autónomas y actividades de cara al público, cubre las incidencias del visitante del negocio y sufra cualquier percance dentro del establecimiento.

Común de los abogados, arquitectos, contadores entre otros que aunque no lo parezca siempre están expuestos a riesgos también pequeñas y medianas empresas.

 

  • Seguros multirriesgos o integrales

 

Este seguro va a cubrir los locales o establecimientos donde se ejerce la actividad, cubriendo desde accidentes personales, robos, incendios y daños conexos.